jueves, 16 de marzo de 2017

Un Año con Victor de la Parte #4

Mes 4 
En cabeza




ANDALUCÍA

Down Under me sirvió para coger ritmo de competición. Después de Australia tenía miedo del cambio horario y del paso de verano a invierno por caer malo. Luego en Valencia con Nairo ganamos y terminamos muy a gusto. No se puede medir más.

En Andalucia empezamos con las alergias y al principio no me encontraba bien como en Valencia. Fui poco a poco, sintiéndome mejor y haciendo lo que podía. Al final ganamos con Alejandro.

Le decía hoy al manager “…ahora ganamos en la Tirreno…me siento fuera de lugar”. Oyes victoria de no uno, victoria de otro, y te alegras por los compañeros de equipo. Pero es que estás todo el día ganando (risas). Es impresionante estar en el MovistarTeam donde cualquier corredor puede ganar. Haces un trabajo, te sacrificas y sabes que van a responder y vamos a tener un resultado.

PARIS-NIZA

Estaba entrenando en altura. Iba a correr en Cataluña pero Valverde que era la baza principal para la Paris-Niza se puso malo, hubo cambio de planes, y me llamaron para cubrir la plaza. El equipo me dijo que sabía de dónde venía, que no era la mejor condición para mí, pero que era una oportunidad también para mí. Incluso podía tener alguna oportunidad en la montaña. Al bajar de repente de altura, los primeros días se hacen duros. Además, fueron complicados por el tiempo. De hecho, pensé que me iba a casa, pero llegaba motivado y fui entrando en calor. Íbamos con Gorka de líder que estaba muy fuerte. La idea principal era ver como se iba adaptando Gorka. Los primeros días se le dieron muy bien. Él estaba mentalizado. 

Había mirado la etapa reina. Eran puertos largos que se adecuan bien a mi perfil. Venía de pasar días duros pero ese día me desperté, estaba en mi peso, estaba bien y mentalizado con que iba a andar. La misión era proteger a Gorka que quizás los puertos largos le cuestan un poco más. Tuvo un momento de debilidad en el que paré a ayudarle para darle seguridad que es muy importante. Mi labor principal era estar en esos momentos duros y ya que estábamos, llegar a meta en buena posición.

Todo lo que estoy viviendo se lleva muy bien porque el equipo ayuda mucho. No solo a nivel deportivo sino en humano también. Somos como una familia. Saber que voy a estar fuera de casa pero con ellos da gusto. Si encima del buen ambiente hay éxitos se asimila bien y rápido. 

PIERNAS

Las piernas van bien. Con carreras de este nivel es como te pones en forma. Todavía son días duros porque aun me despierto cansado pero cuando asimile el esfuerzo me va a dar un punto de forma que va a ser muy bueno. Con las carreras que he hecho y el calendario que he tenido no me puedo quejar.


NAIRO - VALVERDE

Todos los compañeros me habían comentado lo diferente que era correr con Nairo o con Alejandro como líder. Son diferentes en cuanto a características y a forma de ser. Nairo es un líder exigente que responde y sabe agradecer el trabajo. Valverde es más pasota. No es un líder que está encima de ti sino que deja un poco hacer. Valverde no sabe ni él mismo por dónde va a salir (risas), improvisa más a la espera de lo que va pasando en carrera. Con Nairo sabes que hay que llegar al puerto y que luego él se va a desenvolver fácil. Cada uno tiene sus cosas y muy buenas.

SER MOVISTAR TEAM

Vestir el maillot del MovistarTeam es una gran ventaja y supone una gran diferencia. Estés con el líder que estés siempre estás en la cabeza y se ahorra mucha fuerza. Sin embargo, cuando estás en un equipo pequeño y estás delante te echan atrás. Eso se nota bastante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada