jueves, 14 de junio de 2018

Españoles en el Tour, Jesús Gómez Peña

CARLOS VILLALBA GALÁN

El Tour de Francia es la prueba reina del ciclismo. Estar en la salida de la ronda gala es estar en lo más alto de este deporte. Una forma de medir la salud del ciclismo español es a través del número de ciclistas españoles que participan en la prueba. Hemos representado esta participación a lo largo de los últimos treinta años, y hemos querido contar con diferentes personas del mundo del ciclismo para que nos den su opinión sobre los datos que arroja la siguiente gráfica. 








Jesús Gómez Peña será el primer analista de esta gráfica. Actualmente trabaja como periodista en la sección de Deportes de EL CORREO. Su gran experiencia en ciclismo nos permitirá entender mejor estos datos.  





Hasta 2005, hasta la creación del UCI Pro Tour, el nivel del participación del ciclismo español en el Tour dependía del propio pelotón español. Eso cambió con el UCI Pro Tour. Este deporte pasó a otra dimensión. Confirmó su vocación de globalidad, se abrió definitivamente a países que parecían ajenos y fomentó la creación de carreras en lugares lejanos. De repente, el viejo ciclismo europeo perdió parte de su centralidad. Francia, Bélgica y Holanda se han adaptado. Italia sufre. Y España ha sido la peor parada. A esa ampliación de fronteras se sumó al mismo tiempo el escándalo de la 'Operación Puerto' (2006). El dopaje decapitó la apuesta de la empresas locales por el patrocinio ciclista. También se alejaron las instituciones públicas, sostén económico de muchas carreras. Y, como puntilla, la cobertura televisiva casi desapareció. Las vueltas de una semana se quedaron sin equipos de primer nivel, sin televisión y sin financiación. En una década, la lista de pruebas ha empequeñecido de forma brutal. El ciclismo español se ve preso de esta espiral sin salida: no hay equipos porque no hay patrocinadores, que no ven rentable su inversión porque no aparecen en la televisión. A eso le puso el lazo negro tanto lío con los atajos farmacológicos. Salir de ese laberinto es casi imposible. El ciclismo español no será nunca lo que fue. Estamos en otro tiempo. Hay que asumirlo. El futuro más próximo pasa por conservar como si fuera oro el único equipo con categoría UCI World Tour y fomentar la creación de escuadras de segundo nivel que alimenten de dorsales las pocas carreras locales que quedan. A medio plazo no volverá a haber cuatro conjuntos españoles en el Tour. El ciclismo es hoy mucho más universal. En 2007, cuando aún los efectos de la  'Operación Puerto' no habían explotado del todo, hubo 41 españoles en el Tour. En 2017, 14. El futuro estará más cerca de esta última cifra que de la anterior. Con pocos equipos y pocas carreras, España ha puesto un tapón a la salida de talentos en el campo amateur. El ciclista español suele ser de maduración lenta. Eso le penaliza en este entorno hostil. Se nota en la edad de nuestros corredores de primer nivel. Viejos. Sólo Mikel Landa camina con luz propia entre los restos de la gran generación de Contador, Valverde, Samuel y 'Purito', y los que vengan, si vienen, a sustituirlos. 



En cuanto a las cuestiones que me planteas: el Tour de 1995, que tuvo una participación escasa de corredores españoles, lo recuerdo como espectador. Debuté como periodista en la ronda gala de 1999. Creo que aquella baja tasa fue anecdótica. El ciclismo español vivía en plena euforia. Era la época de Induráin. Además del Banesto, participaron el Once, el Kelme y el Mapei, donde estaba Escartín. Lo que sucedió es que la buena salud del pelotón hispano atraía a figuras internacionales. Jalabert y Zulle encabezaban el conjunto Once; el colombiano Buenahora era líder del Kelme... Pese a que Induráin se retiró tras el final de la campaña 1996, nuestro ciclismo mantuvo el nivel. Conservó sus cuatro patas: equipos, ciclistas, carreras y cobertura televisiva. Corredores como Freire, Sastre, Valverde, Samuel, 'Purito' y, sobre todo, Contador, sostuvieron en alto la bandera. Pero todos ellos habían salido de una cantera abonada antes de la 'Operación Puerto' y del nacimiento del UCI Pro Tour. El dopaje y la globalización compusieron un cóctel letal para el ciclismo español, que sigue sin sacar los pies de ese barro. La España ciclista se ha empobrecido. No volverán los viejos tiempos. A lo que puede aspirar es a imitar el modelo francés, esto es, a crear  un calendario de carreras de segundo nivel que faciliten la creación de equipos modestos y sostenibles. Esas escuadras serán el trampolín para lanzar figuras al UCI World Tour. Muchas de ellas competirán en conjuntos extranjeros, los únicos con capacidad para pagar a las estrellas. Pero, bueno, al fin y al cabo, el ciclismo es, en esencia, un deporte individual. De ciclistas. Es, además, un deporte con mil vidas. No hay escándalo ni mal que lo mate. Como dicen los biólogos, la clave de la supervivencia es la capacidad de adaptación.





jueves, 31 de mayo de 2018

El Último Kilómetro de Alicia González

CARLOS VILLALBA GALÁN

Alicia González lleva ya dos podios en lo que va de temporada y nueve top10. Mejorando y creciendo en su nuevo equipo para alcanzar la victoria. Pero, ¿cómo es el final que se adecua mejor a ella? Después de hablar con nosotros y responder a nuestro cuestionario, aquí os dejamos su final de etapa ideal. 



ETAPA






ÚLTIMO KILÓMETRO




martes, 8 de mayo de 2018

Entrevista a Antonio Molina

CARLOS VILLALBA GALÁN


Ruido de juguetes de fondo. Antonio Molina se disculpa por el jaleo. Parte de la paternidad consiste en atender a los medios mientras cuidas a tu bebé. El corredor alicantino ha decidido, junto a su pareja, ser papá antes de la media de edad española. Al igual que está preparado para afrontar ese reto, lo está para afrontar ya su primera carrera de tres semanas. Este puede ser el año de su primera participación en la Vuelta a España o de su primera victoria como profesional. Incluso podría ser la ronda española el escenario perfecto para conseguir levantar los brazos. En cualquier caso, en casa, o en la cuneta, tendrá dos fieles espectadoras, su hija y su pareja. 



¿Qué significa ahora para ti una caída siendo?

Vas con un poco más de respeto. Ahora tengo una familia que me espera en casa. Hay un pequeño miedo que antes no tenía.

¿Cuál es el trabajo de una esposa?

Para ella es bastante duro. Casi que se tiene que hacer cargo del bebé ella sola. Yo salgo a competir y ella tiene que estar todo el tiempo con ella. Además, me respeta muchísimo mi descanso. En eso no tengo ninguna queja. Gracias a ella puedo entrenar y descansar lo máximo. Por la tarde si disfrutamos de ella jugando.

¿Qué harías si tu hija te dijera en el futuro que quiere ser ciclista?

La animaría. Lo que no haría nunca es obligarla a ser ciclista. Simplemente estaría super orgulloso de que quisiera seguir mis pasos. Mi tío y mi abuelo fueron ciclistas y nunca me obligaron.

¿Cómo ves el ciclismo femenino?

Está cambiando. Cada vez hay más carreras pero siempre es bueno que salgan más y que salgan más equipos. Lo que no veo bien son las diferencias en los premios, la diferencia entre chicos y chicas es desorbitada y ellas pedalean tanto como nosotros. Eso debería cambiar. Además intentaría siempre, como organizador de carrera, hacer una vuelta para hombres y otro para chicas.

¿Cómo ves el carácter cambiante que ha tenido la Vuelta a la Comunidad Valenciana?

De pequeño, cuando soñaba con ser profesional, ya iba a verla. Muchas etapas acababan cerca de mi pueblo o las seguía. Iba con mis padres o con mi abuelo a ver las salidas y el escaparate que hay. Luego desapareció y me quedé bastante apenado, pero gracias a los hermanos Casero que la relanzaron, estamos viendo cada año que es una carrera de mucho nivel. Siempre con los mejores equipos y ciclistas WorldTour.

¿Tú deseo personal allí?

Me gustaría conseguir alguna victoria cerca de mi casa y mi gente, eso sería un sueño.

¿Qué piensas de la anulación de los tiempos en la crono por equipos de este año?

Yo estuve ahí, y la verdad es que la carretera estaba impracticable. Hubiera sido un suicidio que fuéramos a jugarnos la vida en esas condiciones. Hay que tener un poco de sentido común. Creo que actuaron bien, no sé podía competir. Por la mañana lo vimos en coche y la mitad de la rueda estaba llena de agua.
Fuimos a practicar la crono por equipos. No fuimos al 100%, pero si en formación y con precauciones. Exigiéndonos un poco. Al fin y al cabo es un día de competición y no podíamos dejar que el cuerpo se durmiera.



¿Cómo valoras tu participación en la Volta a Catalunya?

Fue bastante bien, cogí tres fugas. Conseguí el objetivo que me marqué, estar bien en Cataluña. La preparación iba encaminada hacía eso. Me gustaría estar bien también en junio para hacer una buena Route du Sud y los campeonatos de España.
Para mí fue una muy buena Volta. Pillé la fuga el primer día y fuimos a tope, el pelotón persiguiendo también iba a tope. Terminé bastante desgastado pero quería ser protagonista. Al día siguiente volví a pillar la fuga. En vez de siete corredores, ahora éramos tres. El desgaste físico era bastante grande. Además, tuvimos que parar en las vías del tren. Llega el pelotón, te ve, y volver a arrancar de parado cuesta. Después de eso se nos quitó un poco la ilusión de llegar. Sabes que el pelotón tiene mucha fuerza. En caso de que paren a la fuga si respetan los tiempos, pero si pasa la fuga y tienen que para el pelotón…no estoy seguro de lo que dice el reglamento sobre esto.
Después de esas dos fugas llegaron las etapas reina. Una de ellas acortada por la nieve. Eso me vino bien a mi (risas). Salí con toda la intención de ser valiente y coger la fuga. El quinto día volví a meterme en la fuga. A falta de 30 kilómetros iba muerto y me descolgué. Fui absorbido por el pelotón y fui recuperando pensando en la fuga del día siguiente. Había que intentarlo, pero ya no pude un cuarto día.

¿Estuvo la montaña en tu mente?

El segundo día que cogí la fuga los árbitros apuntaron mal y tengo un punto menos, hubiera sido tercero en la general de la montaña, pero eso no me cambia a mi nada. Además, viendo quien era el líder de la montaña, era muy difícil quitárselo (Alejandro Valverde).

¿De qué depende estar en la fuga?

Es ver el momento, la actitud que toman los equipos y estar muy atento al principio. Darse cuenta de qué equipos están por coger la fuga y los que están por tirar. Hay un momento en que piensas “la fuga se va a hacer en nada” así que intentas atacar por el corner y esperas que no salgan más corredores. Salimos Merino y yo. Después paró el pelotón y salió Bizkarra por detrás y nadie le siguió. Si alguien hubiera ido a por él, luego otro y otro y otro, nos pillan y vuelta a empezar.

¿Es difícil entenderse en las fugas?

No es difícil entenderse para nada. Ya puedes ir con un español o con un chino, que todos tenemos el mismo interés, tirar para adelante lo máximo posible e intentar llegar a meta solos.

¿Se ha notado el corredor menos por equipo que hay en las carreras como la Volta?

No especialmente. En ese tema creo que si hay una caída, la habrá tanto con 120 tíos como con 150. Si lo han hecho por evitar las caídas creo que se equivocan. También quitan puestos de trabajo en los equipos. Preferiría un corredor más.
En cuanto a lo deportivo afecta según la actitud del equipo. Si tienes un líder, tienes uno menos para currar. En la clasificación por equipos puntúan tres, entonces ahí sí que sacrificas a tres y ya solo te quedan cuatro para la pelea, coger la fuga y dar presencia al equipo. Perjudica más a los grandes, a los que van a luchar por la general.

¿Vas a hacer calendario parecido al del año pasado?

Más o menos parecido. Aunque este año parece que no vamos a EEUU. No sé si es porque ya no estamos con FUJI. A partir de ahora Vuelta a Portugal y Vuelta a España son los objetivos. Mi ilusión sería correr la Vuelta a España pero de momento hay que ir día a día y trabajar poco a poco.

Este año has comenzado con un calendario más español, ¿está relacionado con tu paternidad?

Creo que es casualidad. A Argentina fue Lluís Más y los nuevos para ver qué tal se adaptaban. Normalmente cuando no hemos ido a Argentina hemos empezado en Mallorca.



¿Cuándo te veremos en la Vuelta a España?

Hay que ser muy regular durante todo el año. Valiente y combativo, el corredor que busca el Caja Rural. Ya es mi quinto año de profesional, creo que ya estaría preparado para correr una grande.

Además de la Vuelta a España, ¿en qué carrera te gustaría competir?

En el Tour de Francia y llegar a los Campos Elíseos.

¿Qué supuso en tu carrera ganar la Vuelta a Navarra?

Fue un empujón para subir al campo profesional. A partir de ahí tuve más confianza en mí mismo y empecé a correr más vigilado que antes.

¿Dónde te gustaría que fuera tu primera victoria profesional?

En la Vuelta a España. En un final épico. En una etapa como la de Sierra Nevada, en un final duro.

¿Cómo de difícil es conseguir una victoria?

Tienen que darse muchos factores. Puede ser una victoria logrando una escapada o en un sprint. Nosotros tenemos dos hombres muy fuertes en el sprint, Soto e Yssaad, llegados el sprint nos tenemos que volcar con ellos. Hay que aprovechar un poco el trabajo de los grandes equipos. Ser un poco listo y saber que no tienes que usar tus fuerzas para hacer lo que hacen ellos y usar tus corredores solo al final cuando ya es necesario.

2015 y 2016 fueron dos buenos años de victorias para el Caja Rural, ¿ejerce eso presión sobre vosotros?

Todo ciclista quiere ganar. Nos cuesta un poco empezar el año pero creo que una vez que se consigue un éxito para el equipo, todo va más rodado y se consiguen más victorias. Se te quita la presión de golpe. En cada carrera que salimos, salimos a ganar. Planteamos una estrategia y vamos al 100%, si sale bien y si no, al día siguiente de nuevo a luchar.

Llevas mucho tiempo en Caja Rural, ¿te ves muchos años más?

Ojala (risas). Ya he llegado a 5 años. El equipo ha confiado en mi y quiero devolverle la confianza depositada. 


Fotos: Team Caja Rural

jueves, 19 de abril de 2018

Tour de Flandes según MovistarTeam

CARLOS VILLALBA GALÁN



Un monumento y cuatro ciclistas. Dos mujeres y dos hombres. Visiones diferentes, objetivos diferentes y sentimientos parecidos. Analizamos el Tour de Flandes desde dentro. Alba Teruel, Carlos Barbero, Alicia González y Jorge Arcas nos cuentan cómo se vive y se trabaja en esta mítica prueba del ciclismo.



Tres participaciones, tres abandonos, ¿tan difícil es acabar un Tour de Flandes?

Si, es una carrera complicada como se ve por la televisión. En directo más aún. Es un día muy importante en Bélgica y se ve reflejado en la intensidad de la carrera. Solo acabarla es muy difícil. Este año no he tenido buena suerte. Creo que estaba para haberla acabado. Esa era mi intención, pero no ha podido ser, otro año será.

¿El factor caídas es algo preocupantes de cara al resto de la temporada?

Está claro que en esas carreras el riesgo de caída es mayor porque son carreteras estrechas, hay muchas isletas, adoquín…es una carrera difícil. En la salida nunca hay que pensar en la caída porque si no, estás eliminado. Hay que salir como si fuera una carrera más.

¿Cuál fue el planteamiento de salida?

Estar, si o si, en la escapada. No pudo ser. Pero la idea era meternos en el corte de delante como hizo Imanol Erviti hace dos años. No ha podido ser pero por lo menos lo intentamos. Mis compañeros se vieron muy activos por la televisión a principio de carrera, y eso es muy importante.

¿Qué % darías a estos 3 parámetros de cara a hacerlo bien en un Tour de Flandes?(Preparación física, Técnica y conocimiento de la carrera)


¿Cómo se prepara un Tour de Flandes?

Particularmente no tengo una preparación específica para Flandes porque tampoco es una carrera donde el equipo tenga depositadas grandes esperanzas. Este año ya estuvimos en otras carreras en Bélgica antes de Flandes y esas son las que nos sirven a nosotros de preparación para el Tour de Flandes o la París-Roubaix.

Te estás convirtiendo en un fijo en las clásicas de primavera, ¿te imaginabas esto cuando eras amateur?

Al final en Movistar no hay muchos corredores que tengan características para esas carreras de pavé y repecheras. Me ha tocado desde el primer año estar ahí y son carreras que no me disgustan. También te digo que son carreras con mucha tensión y complicadas. Esto las hace muy duras. Llevo 3 años yendo y estoy a gusto con ellas.

¿Se ha notado la disminución en el número de corredores?

No se ha notado. La tensión es la misma, todos queremos entrar en cabeza y la tensión es la misma. No he notado nada con la disminución de corredores por equipos.

¿Cuál es tu objetivo en esta carrera?

Lo primero acabarla (risas) y si algún año pudiese estar en una escapada y poder ir hacia adelante estaría contento.




¿Valoración de tu participación en el Tour de Flandes?

Tenía muchas ganas de correrla. Es una carrera que me gusta mucho. Para el equipo se dio muy bien porque una compañera, Malgorzata Jasinska, hizo sexta en el grupo que llegó delante. Otra compañera hizo la 22 y yo la 38. Aunque se me cruzó un poco la carrera porque hubo una caída bastante grande antes de entrar en el Koppemberg y es un momento importante. A mí me pillo, y más que por lo que te hagas, es porque te desconcentras un poco de carrera. Me costó un poco entrar de nuevo, pero conseguí darle la vuelta. Las sensaciones fueron buenas y terminando la 38 me quedo contenta. Este año acabé sobre los 2 minutos de la ganadora. Aguantar delante hasta los últimos dos muros es algo muy bueno.

¿Qué ha supuesto para el equipo el 6º puesto de Jasinska Malgorzata?

Fue lo más porque el Tour de Flandes es un monumento. Si no es la que más, es una de las carreras más importantes. Se fueron 10 corredoras por delante, la campeona olímpica, la campeona del mundo, 10 corredoras de mucho nivel. Que estuviera allí una Movistar es algo muy grande. Jasinska es una corredora que tiene mucho motor. Igual le hace falta confianza en sí misma pero creo que después de esta carrera va a tener la moral más alta y no va a ser el único top10 que haga en el WorldTour.

¿Qué os pedían desde el equipo a la salida?

Es una carrera en la que no se sabe lo que va a pasar. Influyen también la suerte, el no saber cómo se iba a desarrollar, o cómo estaban los otros equipos. Nos habían dicho que estuviéramos juntas y delante en los tramos importantes. Que intentáramos, Aude y yo, estar en los tramos finales entre las 20-30 primeras. Eso fue lo que se nos pidió y lo que cumplimos con creces.

Tres abandonos, un puesto 94 y este año un 38, ¿De qué ha dependido este resultado?

Otros años era la primera, la segunda, o la tercera carrera de la temporada. Además, las anteriores eran Copa España o Euskaldun. Este año llegué con bastantes carreras en las piernas y algunas internacionales. Otros años 150 kilómetros se me hacían eternos y este año estoy más acostumbrada a eso, y al ritmo WorldTour. Llegaba mas rodada y haciendo buen año, por lo tanto, mejor física y mentalmente.

¿Cómo se prepara?

Nosotros pavé no tenemos. No puedes preparar eso. En cuanto al resto, son subidas cortas y explosivas, por lo que adaptas el entrenamiento a ese tipo de recorrido.

¿Qué % darías a estos 3 parámetros de cara a hacerlo bien en un Tour de Flandes?(Preparación física, Técnica y conocimiento de la carrera)


¿Están siempre presentes las caídas?

Son carreras en las que hay mucha tensión, sobre todo antes de entrar en los muros. Pero una caída te puede pillar en cualquier carrera. Quizás en Flandes hay más probabilidades, pero es algo que no vas pensando ya que te puedes caer en cualquier carrera.

¿Cuál es tu objetivo en esta carrera?

De aquí a un futuro me gustaría estar disputando Flandes con el grupo de cabeza. Espero, año a año, estar un poquito más adelante y en algún momento estar disputándola. Son palabras mayores, pero por decir que no sea.



Primera participación en el Tour de Flandes, ¿qué te ha parecido?

Una carrera especial. Todos sabemos que es uno de los monumentos y se nota desde salida. Ha sido muy dura, el kilometraje, los tramos de pavé…

¿Qué te aconsejaron tus compañeros antes de la carrera?

Te guías un poco yendo cerca de ellos para tomar nota. Los consejos que te dan son experiencias que han vivido. Saben cuándo se lanza la carrera, cuándo son los momentos tranquilos, que son muy pocos en esta carrera, y sobre todo me fijo en la colocación.

¿Cómo se prepara un Tour de Flandes?

Lo importante es llegar en una buena condición y tener el fondo suficiente. Haces entrenamientos largos, con esfuerzos intensos, pero no puedes entrenar el pavé, solo la condición.

¿Qué % darías a estos 3 parámetros de cara a hacerlo bien en un Tour de Flandes?(Preparación física, Técnica y conocimiento de la carrera)


¿Es verdad todo lo que se dice sobre el público belga?

Quizás en los muros no te da tanto tiempo a verlo como se ve en la tele. Vas tan concentrado en el esfuerzo que con tanto publico animando solo oyes un bullicio ya que no puedes mirar mucho más. Pero si, es espectacular.

Nunca un español ha ganado esta carrera, ¿por qué crees que no?

Está claro que ese ciclismo está mamado en aquella tierra. Los belgas y los holandeses llevan desde pequeños en ese tipo de carreras y tienen una motivación extra. Eso también es muy importante. No ves a tantos belgas estar delante en grandes vueltas. Son culturas que se inculcan por países. Eso no va a cambiar. Quizás salga un super talento que pueda estar bien en ese tipo de carreras como Juan Antonio Flecha. Podría salir de forma esporádica pero no para ejercer un dominio como el de los belgas en ese tipo de carrera.

¿Lo mejor y lo peor del Tour de Flandes?

Lo mejor es el ambiente. Es muy bonito. Esa carrea hay que vivirla. No destacaría nada malo, aunque hay mucha tensión y salir ileso ya es bueno. No le pondría ninguna pega.

¿Cuál es tu objetivo en esta carrera?

Es muy difícil, pero estar algún día más adelante. Quizás en un grupo cercano de los ganadores, ya que llega muy roto el pelotón. Estar ahí cerca requiere mucho tiempo, años, y sobre todo esfuerzo ese día.



Cuatro participaciones y dos abandonos, ¿tan difícil es terminar esta carrera?

Si no estás en un punto de forma bueno si. Además, este año tuvimos dos percances, tuvimos que remontar un poco, meter a alguna en el pelotón y la verdad es que todo resta. Se acumuló bastante la fatiga. Nos quedamos en un grupo y no nos dejaron terminar. No iba tan atrás pero hicieron limpieza y no nos dejaron tanto margen.
Yo intento no abandonar nunca salvo si es por caída. Pero la moto dijo que estábamos fuera. Supongo que por tema de tráfico. Nos quedaban 25 kilómetros. Había un grupo por delante que llegó a unos 7 minutos que le dejaron terminar y a nosotras no. Es una pena que te digan que no puedes terminar tu trabajo.

¿Se valora el abandono cuando ya no se puede aportar más al equipo por el riesgo de caídas?

Nosotras teníamos una carrera al día siguiente. Nos dijeron que continuáramos la marcha hasta meta. El objetivo ya estaba hecho, si puedes terminar muy bien porque es una carrera muy bonita, y llegar a Ninove es muy bonito. Nos quitaron porque no querían más grupos.
Lo de las caídas no debes pensarlo mucho porque si no, tienes muchas posibilidades de caerte y tal y como estaba el terreno es fácil que te toque.

¿Qué % darías a estos 3 parámetros de cara a hacerlo bien en un Tour de Flandes?(Preparación física, Técnica y conocimiento de la carrera)


¿Cómo se prepara un Tour de Flandes?

Además de entrenar en casa fuerte, debes correr algunas clásicas antes de ir al Tour. Al final, son más o menos las mismas carreteras y se pueden dar situaciones de carrera parecidas. Así puedes ir adaptándote al terreno, a las condiciones y a todo.

¿Lo mejor y lo peor del Tour de Flandes?

Para mi es la carrera más bonita de la temporada, por la afición, por la antigüedad, por las carreteras, por la dureza…Lo peor es que es muy muy dura (risas). De ahí viene que sea bonita, y que terminarla produzca mucha satisfacción. Ganarla ya es lo más.

Nunca ha estado una española en el podio de esta prueba, ¿de qué dependerá el ver a una allí?

De la progresión que podamos tener las españolas. En España hay corredoras para este tipo de carreras si la progresión acompaña. Es muy difícil pero no imposible. Aquí no hay carreras como aquellas y si tenemos calendario allí como tiene el Movistar, la progresión puede llegar.

¿Crees que en esta carrera tendría que haber el mismo número de corredoras que en la prueba de chicos (7)?

Es la UCI quien podría cambiar el reglamento. Para mi, todo lo que sea igualar a los chicos es positivo. Si es a bien adelante, pero es un poco complicado porque tampoco hay el mismo número de corredoras que de corredores.

¿Cuál es tu objetivo en esta carrera?

Es la carrera que más me gusta, así que ganar sería lo mejor. Pero es muy difícil y hay mucho que hacer.






jueves, 12 de abril de 2018

Entrevista a Alicia González

CARLOS VILLALBA GALÁN

Calma en un inicio de temporada vertiginoso. Nuevo equipo, nuevas condiciones, nuevas posibilidades, nuevas oportunidades, nuevos retos, y sin embargo, Alicia González se muestra tranquila ante lo que ha hecho y lo que queda por venir. Solo levantar los brazos hubiera faltado para cerrar un primer trimestre perfecto. Repasamos con ella lo que han dado de sí estos más de mil kilómetros de competición. 




¿Todavía sigues en la nube por estar en el MovistarTeam?

Los primeros meses, con la presentación, la concentración y la Vuelta a Valencia, fueron cuando más en la nube estábamos. Había muchos medios interesados en el equipo. Ahora ya estamos más acostumbradas.

¿Cómo ha sido el cambio?

Por lo general, todas hemos subido mucho el nivel, y es por la posibilidad de dedicarnos exclusivamente a la bici. Antes estudiábamos o trabajábamos, y ahora tienes tiempo de asimilar los entrenos. Además, tenemos muchos medios a nuestra disposición.

El año pasado por estas fechas solo habías corrido dos pruebas internacionales. Este año seis, ¿se nota?

La verdad es que se nota mucho. Había corrido 4 Tour de Flandes y siempre llegaba allí siendo mi primera, o segunda carrera. Llegaba sin ritmo y se me hacía muy larga. Este año llevaba nueve carreras. Había empezado en febrero cuando otros años empezaba en marzo. He llegado con más ritmo, más rodada, y eso se nota.

¿Más cómoda ahora en el nivel WorlTour?

Otros años corríamos fuera pero de manera más puntual. Después de coger ritmo, te llevabas mes y medio sin calendario internacional y lo volvías a perder. Ahora al ser más continuo, aguantas más a ese nivel.

En lo que va de año llevas la mitad de días de competición que la temporada pasada completa, ¿qué tal lo llevan las piernas?

Lo llevo bien. No lo he tenido muy acumulado. El bloque de carreras en Bélgica fue un bloque más cargado, pero esta semana ha sido más tranquila y este fin de semana Noja, al ser cerca de casa y no suponer tanto cansancio en cuanto viaje, me ha permitido asimilar. Siempre he podido recuperar bien.



Setmana Ciclista Valenciana (Puesto, 3ª)

Fue una sorpresa. He hecho un invierno bastante diferente. Solía hacer ciclocrós y este año prepararé solo carretera. Yo sabía que de ritmo me encontraba bien, pero hasta que no llegas a competición no lo sabes. Al verme delante desde la primera etapa sabía que podía rascar un top10. En los días más duros vi que estaba en la selección de las mejores. A nivel de equipo, para ser la primera carrera, nos entendimos bien. Acabé muy contenta.

Strade Bianche (Puesto, 20ª)

No la conocía y tenía ganas de correrla. Los tramos de sterrato me gustan. Es una carrera con continuos repechos pero tampoco son subidas muy largas, así que me vienen bien. Me salió una carrera que no me esperaba, hice un top20 en una prueba WorldTour y entré en el grupo que luchaba por el puesto 11.
Hizo un día muy frío, las condiciones fueron muy duras, pero de mitad de carrera para adelante se me olvidó hasta el frío. Se seleccionó en un grupo de 20 o 30, y luego se hizo otra selección. En el último repecho exploté, pero hice la 20. Es una carrera que repetiría.

Trofeo Alfredo Binda (Puesto, 57º)

Nos llovió bastante. Tampoco la había hecho nunca, el recorrido me gustó. Tenía un circuito final con dos subidas. Me encontré bastante bien, pero a falta de un kilómetro me caí. Por suerte no me pasó nada, pero se me quedó la espina de luchar por un top 20.
Italia no se parece en nada a Holanda por ejemplo. Holanda es más plano que Italia, donde es un continuo sube y baja. El terreno me gustó. En esta carrera no había unas subidas tan largas como el Giro pero era una carrera bonita.

Driedaagse Brugge (Puesto, 26º)

Fue una carrera muy plana, ni un solo repecho. Me caí al principio en una montonera. Se llegó al sprint, fue un poco loco, no tenía fuerzas para esprintar. Fueron 153 kilómetros y son distancias que no llevo tan bien de momento. Entré en el grupo y lo hice lo mejor que se pudo.

Gante-Webelgem (Puesto, 45º)

Se hacían 6 cotas en un circuito. En las últimas cotas se seleccionó la carrera y nos quedamos delante un grupo. A falta de 20 kilómetros para meta entramos en una zona de aire, se hicieron abanicos y me pillo el corte. Se fue un grupo grande por delante y me quedé en el segundo grupo. Nos avisaron por el pinganillo que posiblemente a la salida del pueblo se hicieran abanicos y el fallo fue no estar atenta a eso. Las sensaciones fueron buenas, en las cotas pasé bastante adelante pero al final no puedo ser.

Tour de Flandes (Puesto, 38º)

Tenía muchas ganas de correrla. Es una carrera que me gusta mucho. Para el equipo se dio muy bien porque una compañera, Malgorzata Jasinska, hizo sexta en el grupo que llegó delante. Otra compañera hizo la 22 y yo la 38. Aunque se me cruzó un poco la carrera porque hubo una caída bastante grande antes de entrar en el Koppemberg y es un momento importante. A mí me pillo, y más que por lo que te hagas, es porque te desconcentras un poco de carrera. Me costó un poco entrar de nuevo, pero conseguí darle la vuelta. Las sensaciones fueron buenas y terminando la 38 me quedo contenta. Este año acabé a 2 minutos de la ganadora. Aguantar delante hasta los últimos dos muros es algo muy bueno.

Grand Prix de Dottignies (Puesto, 32º)

Estuvimos moviendo la carrera para ver si se hacía una fuga, pero era llana. Todos los años se llega al sprint y habíamos hablado que si llegábamos al sprint disputaríamos con Alba Teruel. Al final hizo cuarta, así que muy contentas.

Noja (Puesto, 4º)

Otros años, las que disputábamos la Copa de España, ahora estamos juntas en el mismo equipo. Sabíamos que íbamos a llevar el peso de la carrera. La hicimos rápida. Mavi se fue. Estando por delante, y teniendo la victoria asegurada, en la última vuelta intentamos romper de nuevo la carrera pero no pudo ser. Ganar la carrera, ganar por equipos y las metas volantes no está nada mal.



¿Qué tal la coordinación con las compañeras en carrera?

Cuatro venimos del Lointek y ya nos conocíamos. Además, con Mavi, Lorena y Lourdes habíamos coincidido en la selección española. La verdad es que nos entendemos bastante bien. Las extranjeras se han integrado muy bien, tienen experiencia a nivel internacional, y cada vez vamos mejor.

¿Qué tal con la cabra?

La he estrenado entrenando pero en carrera no. En Luxemburgo hay prologo y supongo que la estrenaré. Con ella bien, hay que rodar para adaptarse y todavía me queda rodar más, pero por ahora muy a gusto.

¿Objetivos?

Básicamente se nos ha marcado una progresión a cada una en un aspecto diferente. En mi caso, debía estar bien a principios de año en las clásicas para poder ayudar al equipo. Creo que de momento lo estoy consiguiendo. El principio de año en Valencia fue muy bueno y las clásicas no me salieron mal. Ahora probablemente haga Ardenas y después de Luxemburgo me tomaré un descanso para preparar la segunda parte de la temporada.




jueves, 5 de abril de 2018

El Último Kilometro de Enrique Sanz

CARLOS VILLALBA GALÁN

Enrique Sanz ya lleva tres top10 en lo que va de temporada. El último ha sido en La Vuelta al País Vasco. No fue el día, no fue el momento, no hubo suerte. Siempre habrá nuevas oportunidades. Pero, ¿cómo es el final que mejor le viene a Enrique Sanz? Hemos hablado con él y tras responder a nuestro cuestionario podemos presentaros lo que sería el final de etapa perfecto para él.



ETAPA




ÚLTIMO KILÓMETRO








lunes, 26 de marzo de 2018

Entrevista a Ibai Salas

CARLOS VILLALBA GALÁN


Hay corredores que no solo pertenecen a un equipo, sino que lo sienten. Ibai Salas pasó a profesionales con el Burgos BH y esta temporada comienza su quinto año con ellos. Al hablar con él no solo hace de abanderado, sino que transmite ilusión por el proyecto. Este año es un año clave para el Burgos BH e Ibai está centrado en el gran objetivo, La Vuelta a España, independientemente de que él forme parte de los ocho corredores que estén en la salida. Es difícil plasmar por escrito los matices de una charla, pero puedo decir que Ibai es ante todo, un ciclista de equipo.



¿Qué tal te has sentido al ver al Burgos BH en una carrera WorldTour?

La verdad es que con un poco de envidia. Además, en una carrera como la Volta a Catalunya, de tanto prestigio y antigüedad. Pero bueno, yo tenía otro calendario asignado y ya me tocará estrenarme en el WorldTour. Casi todos los días les mando ánimos por whatsapp y demás. Están cumpliendo muy bien y siempre presentes en las fugas.

¿Qué valoración haces de este primer bloque de competición?

Creo que comencé muy bien. En Mallorca bastante bien, trabajando para el equipo y con algún puesto decente. El último día estuve en la fuga, aunque nos cogieron a última hora en el puerto, y luego ayudé a Jesús Ezquerra para que esprintara.
En Valencia creo que pegué un buen pelotazo siendo líder de la montaña y de la combinada. La verdad es que tuve muy buenas sensaciones en toda la vuelta.
En Murcia tuve un mal día y me tuve que retirar.
En Almería se llegó al sprint y no hubo nada especial.
En Alentejo íbamos con la idea de disputar una etapa y hacer top 10. Finalmente, hicimos el 26ª que no me sabe a nada. También es cierto que una caída dura me marcó la vuelta, pero no quiero poner excusas. Si las etapas hubieran salidos como yo esperaba, la general hubiera sido un acompañante. Aunque había una crono, era dura. También esperaba que fuera otro tipo de terreno. Era más plana de lo que me esperaba, para gente muy potente. Me quedó un sabor agridulce. Iba con la idea de disputar y finalmente hacer el 26 no me supo a nada, pero hemos cogido ritmo de cara a las próximas competiciones.

¿Secuelas de la caída?

Fue una caída complicada porque me golpee casi todo el costal izquierdo y tuve dolor en las costillas. Pero he ido al médico y no hay ninguna fractura, ni fisura, y me ha dicho que los dolores pueden durar hasta un mes. De todas formas como van remitiendo, estoy contento de que se quedara en chapa y pintura. No me modifica el calendario.

¿Cómo te sentiste al conseguir los maillots de la combinada y de lunares en Valencia?

A priori no tenía la intención de buscar la escapada, pero mi director José Cabedo me pidió que diera presencia al equipo entrando en la fuga del día. Conseguí entrar en ella. El objetivo era buscar la montaña principalmente. El maillot de la combinada fue un regalo como consecuencia de la montaña, el puesto en meta y los puntos de las metas volantes. Muy contento la verdad. Nos salió un día perfecto, para el equipo y para mí. Valencia tiene un gran nivel y dimos una buena imagen, es lo que tenemos que buscar.



¿Qué supone para un equipo como el Burgos BH llevar estos dos maillots?

Es importante. Era una carrera televisada. Salimos además en la entrevista en Eurosport en directo. Llevar el maillot para los patrocinadores siempre es importante. Cada segundo que un corredor tuyo sale en televisión es un retorno económico publicitario.

Has comenzado este año con un calendario parecido al de años anteriores pero cambiando la Vuelta a Andalucía por Alentejo, ¿por qué ese cambio?

Este año también la plantilla ha aumentado. Me hubiera gustado estar en la Vuelta a Andalucía pero pensamos que la Volta a Alentejo me podía venir bien por mis características y decidimos estar ahí. Tampoco contemplamos la idea de estar en Cataluña.

¿Hay diferencias en los objetivos del año pasado y los de este año con el ascenso de categoría?

El equipo es ambicioso. Los fichajes son de calidad. El objetivo es conseguir victorias y que haya resultados. Pero hay que ser realistas, en carreras de alto nivel como la Volta a Catalunya, los equipos WorldTour están un par de puntos por encima de nosotros y ahí tenemos que salir a dejarnos ver, pero siempre intentando tener uno o dos corredores por delante. En Cataluña hemos tenido mala suerte, el líder de cara a la general era José Mendes. Se fracturó la clavícula y no pudo estar. Si hubiera estado, hubiéramos tenido un corredor en el top10. Por otro lado, sí que es cierto que en carreras de segundo nivel (.2, .1, HC) el equipo tiene que estar a la altura, salir a disputar y hacer top 10. Creo que se está haciendo bien y se está logrando.

¿Más presión?

Presión siempre hay. Él año pasado también. No salimos a pasear, cuando nos ponemos el maillot, desde la dirección deportiva nos exigen y nos aprietan como es lógico. Tenemos que salir a dar el 200%, buscar buenos resultados y dejarnos ver. Este año quizás tenemos la presión añadida para conseguir la invitación a La Vuelta a España, pero todo dentro de lo normal.

¿Está más cerca la participación en La Vuelta a España?

Pienso que el equipo estará. Quiero creer que vamos a recibir la invitación de Unipublic y que estaremos en la salida de La Vuelta a España. Estamos dando una buena imagen de equipo y espero que así sea. Tenemos una plantilla bastante competitiva. Además, creo que hay un par de etapas que salen de la provincia de Burgos y eso será un empujón para estar en la salida.

¿De qué depende vuestra participación en La Vuelta?

Debemos dar una buena imagen y conseguir resultados. Además, tenemos un patrocinador importante con bastante peso a nivel español y de La Vuelta. No creo que nos exijan ganar carreras, todos sabemos el nivel tan alto del UCI WorldTour. Con esas dos cosas, si hacemos las cosas bien,  Unipiblic se decantará por nosotros y apostará por el Burgos BH en La Vuelta a España.



Dos hombres fuertes como José Mendes y Matvey Mamykin están lesionados, ¿cómo afecta esto a la planificación y objetivos del equipo?

Mamykin debutó en Valencia y se bajó por sus problemas en la cadera. Sigue preparándose físicamente ya que ha sido delicado. Era un hombre con el que se contaba ya que de cara a las generales en la Volta a Catalunya y la Vuelta al País Vasco sería un hombre clave. Pero lo importante es que se recupere bien y llegue en condiciones a La Vuelta a España.
Mendes ha tenido muy mala suerte al fracturarse la clavícula. Es un hombre muy importante en carrera. Adelantó su debut en Valencia y fue el más fuerte del equipo. En Andalucía hizo el 16 con gran participación de equipos WorldTour. Con él hubiera lucido mejor el equipo en Catanuña. Siempre es un referente. Es un tío muy humilde, muy agradecido y que trabaja muy bien. Tener a alguien como él de cara a las generales motiva a todo el bloque y hace que seamos más fuertes.
Es una pena que hayamos tenido mala suerte con esos dos hombres. De todas formas, tienen tiempo para recuperarse. Pronto les tendremos de vuelta.

¿Cómo afecta al Burgos BH el hecho de que para la Vuelta sean 8 y no 9 corredores?

Es una “putada” hablando mal y claro. No solo para nosotros, sino para todos los bloques. Creo que es una norma “absurda y estúpida” que ha puesto la UCI. No tiene ningún sentido que se reduzcan los corredores. Al final, lo ancho, es lo ancho de la carretera y caben los que caben. No van a evitar caídas como dicen. Cuando vas a tope, a veces cometes fallos y por eso se producen las caídas.
Para nosotros es una pena porque todo el mundo quería debutar en La Vuelta y solo habrá 8 huecos. Es una norma que tendrían que revocar porque al final también están quitando puestos de trabajo, tanto a nivel de ciclistas, como de auxiliares y técnicos. Es un declive para todos.

¿Y si con la reducción permitieran la participación de más equipos?

En ese caso cambiaría la película. No sé cuanto se ha reducido, pero podrían entrar 3 o 4 equipos más. Eso sería lo suyo, así fomentarían que los sponsors de los equipos continentales profesional, que son más inestables que los WorldTour, apuesten más. Al permitir que un equipos continental profesional esté en una gran vuelta puede garantizar el patrocinio de todo el año, ya que publicitariamente es un escaparte espectacular para el sponsor y el equipo.

¿Cómo se programa la preparación física para un objetivo claro como La Vuelta, en la que todavía no sabéis si participareis o no, ni quién?

Realmente este año la planificación está bastante bien hecha. El equipo y los técnicos nos han planificado la temporada hasta el Campeonato de España. Antes ya sabremos si vamos a La Vuelta o no. A partir de ahí, el equipo se dividirá en dos bloques. Un bloque se irá concentrado en altitud para preparar La Vuelta a España, y el otro equipo hará el doblaje de carreras.
Como suelen hacer casi todos los equipos, el bloque que va a la Vuelta a Burgos irá a La Vuelta a España. El Burgos BH en principio hará lo mismo.

¿Otros objetivos además de La Vuelta a España?

En nuestra situación, cada carrera es como si fuera la última. Hay que salir en todas con ganas de hacerlo bien y disputándola al 100%. Hay que dejarse ver. La Vuelta a Burgos para nosotros es muy especial. Yo en concreto tengo muy en señalada la Itzulia pero bueno, me estoy preparando al 200%  para poder estar ahí. Es la carrea de casa, me hace especial ilusión y la preparas con mimo. Pero como he dicho, para nosotros cada carrera es una oportunidad para conseguir algo bonito.



¿Cómo has vivido la internacionalización del equipo?

Se ha vivido bien. Que vengan nuevos corredores nos daba miedo al principio por ver cómo iban a ser de carácter, pero han resultado corredores muy cercanos, amables y humildes. Ellos se han querido integrar muy bien al equipo. Solo Mamykin y Silvio Herklotz no hablan español pero están haciendo esfuerzos por aprender y nos comunicamos con ellos en inglés. La verdad es que el ambiente en el equipo es sensacional y eso solo hace que lleguen cosas bonitas.

¿Cuál te gustaría que fuera el motivo por el que te llamará de nuevo esta temporada para entrevistarte?

A día de hoy, me gustaría, si estoy finalmente en la Itzulia, que sea porque Ibai Salas ha conseguido el gran premio de la montaña o de las metas volantes. Sería un bonito motivo de entrevista y realista. O bien, que Ibai Salas ha conseguido su primera victoria en el campo profesional. Creo que también sería un bonito momento para retomar una llamada de este tipo.