martes, 23 de febrero de 2016

Entrevista a Adriana Iriarte

CARLOS VILLALBA

Adriana Iriarte quiso descubrir cómo era el mundo del ciclismo por dentro y ahora pertenece a él. En un gremio donde predominan los hombres, en cada avituallamiento encontramos a una mujer vestida de verde, los colores del Caja Rural-Seguros RGA. Se le puede ver también esperando a sus corredores en meta, y lo que es más importante, los ciclistas la pueden hallar en una sala de masajes itinerante en cada hotel donde descansan.

¿Cuándo empezaste con el Caja Rural?

Yo trabajaba de camarera en un hotel para pagarme la carrera de fisioterapeuta. Coincidí allí con el Caja Rural y les pregunté si podía hacer con ellos las prácticas para conocer lo que hacía un fisio dentro de un equipo ciclista. En 2014 hice las prácticas en la Clásica de Miguel Indurain en Estella y la de la Rioja. Al poco tiempo después de estas prácticas, me llamó Eugenio para trabajar en septiembre de 2014. Llevo ya más de un año. Estoy yendo a una carrera al mes, unos siete o nueve días dependiendo de la carrera, y muy bien.


¿Qué otros deportes conocías y qué diferencia encuentras con el ciclismo?

Cuando era más joven hacía balonmano y lanzamiento de peso. Dentro de la carrera de fisioterapia hice prácticas un mes con el Numancia (fútbol masculino) y en temas de traumatología con gente de balonmano, baloncesto…pero en el ciclismo la verdad es que no. En el ciclismo son lesiones totalmente distintas, principalmente lesiones por caídas, traumatismos, y lesiones por estrés. Por ejemplo, porque no tienen todavía el sillín muy bien acomodado, o una mala postura que provoca una dolencia en una zona, o una pequeña fatiga si lleva mucho tiempo.  Hay que mirar los cambios que se han hecho en la bicicleta.

¿Cuál es la interacción entre el biomecánico y la fisioterapueta?

Mi trabajo es en carrera, fuera de la carrera yo prácticamente no interactúo con ellos. Cuando terminan las carreras se van a sus casas donde tienen sus fisios y sus biomecánicos. Mi interacción con el biomecánico es a través del ciclista, no directamente. Le pregunto al ciclista si se ha hecho el estudio, los cambios que ha realizado, nos fijamos si se ha modificado demasiado algo con el sillín por ejemplo, si todavía tiene que adaptarse a la postura, etc. Ya me han dicho que haga el curso de biomecánica (risas)

¿Qué es lo que más te ha impactado de la musculatura de los ciclistas profesionales?

El desequilibrio que tienen. Ellos juegan mucho con el tema del peso, por lo tanto, se centran mucho en el tren inferior, tienen muy bien desarrollada toda esa musculatura, pero sin embargo, no les interesa tanto el tren superior. Los ciclistas tienen mucho músculo en cuádriceps, gemelos...pero luego te encuentras con unos brazos muy delgaditos. En cualquier otra disciplina deportiva encontramos un equilibrio muscular. Tienen que hacer ejercicios para ello. Los ciclistas se centran más en esto en invierno, con el objetivo de no desarrollar patologías, o para el mantenimiento, pero no desarrollan musculatura en esa zona. A largo plazo pueden llegar a tener problemas de espalda por la postura. En otros deportes lo que se hace es buscar una ergonomía, sin embargo en el ciclismo lo que se busca en primer lugar es la importancia de la aerodinámica. No se mira la ergonomía del ciclista. Ellos adoptan unas posturas que para la espalda es mala. Las bicicletas de contrarreloj sobre todo son machacantes. Pueden terminar teniendo pequeñas hernias en la espalda. El propio tema de estar tanto tiempo subido encima de una bici, a nivel urogenital, puede acabar en pérdidas de orina.

Además de los masajes de pre y post carrera, ¿qué otras terapias aplicas a los deportistas?

Además de lo que mencionas y de la terapia manual e indiba, intento que hagan estiramientos globales. Ellos no se dan cuenta, pero con tantas horas encima de una bicicleta el músculo tiende a acortarse. Les intento inculcar los estiramientos sobre todo después. Tras el masaje intento estirar a aquellos a los que yo les he hecho un post competicional. A veces, incluso les he propuesto hacer estiramientos grupales, que además les va a venir muy bien para la columna. Me parece bastante importante el tema de los estiramientos que a veces se pasa por encima, y es importante llevar el músculo a su sitio. De todas formas les entiendo, vuelven de una carrera, el traslado al hotel igual ha sido largo, llegan tarde, meriendan, les haces el post competicional, casi acabas a la hora de cenar, lo que les apetece es dormir y descansar antes que ponerse a hacer los estiramientos (risas). Luego, si hay lesiones trato a cada uno en concreto la lesión que tenga.

¿Te gusta que conozcan su cuerpo o ellos prefieren no entrar en eso?

A la mayoría les gusta estar informados ya que trabajan con su cuerpo. Es verdad que cada uno se lo toma a su forma. A algunos no les interesa hasta que tienen una lesión, pero en general sí les importa. El tema de los estiramientos por ejemplo no a todos les parece tan importante porque es más a largo plazo. Si les hablo de alguna lesión, les comento que para prevenirla cuando hagan ejercicios en casa metan también tal o cual ejercicio. Eso si les interesa. También me comentan cosas que han escuchado y me piden opinión, al final son curiosos, trabajan con su trabajo.

Una recomendación muy habitual en las lesiones es el reposo, ¿cómo se trabaja con pacientes que tienen muy poco tiempo para reposar?

Dependiendo del tipo de lesión que tengan. También trabajo mucho las ayudas con vendajes, que les puedan ayudar en el movimiento, les trato con frío, etc. Ellos al final acaban compensando. Si la lesión es muy grave igual tienen que parar. Si no, al final ellos tienen que aguantar. El ciclismo es mucho sufrir.

¿Te adaptaste bien a todas las tareas que no son puramente de fisioterapeuta?

Sí. En el ciclismo, como fisio, haces un poco de todo. En otras disciplinas el fisio es el fisio. Llega, trata, hace prevención de lesiones, vendajes, y no hace mucho más. En el ciclismo hay tantas cosas que hacer que necesitas una lista de todo para que no se te olvide nada. Al principio te cuesta, encima eres la novata y te ponen un poco a prueba, pero bien. En cuento te adaptas, te sabe a poco y hasta quieres más.

¿Quién os coordina?

Ese es un tema que hemos estado hablando hace poco. El staff técnico de masajistas se reúne, se dice lo que hay que hacer y quién realiza cada tarea. Si hay algún problema intentamos solucionarlo entre nosotros. En caso de un problema mayor, se habla con el director y él pone soluciones. Trabajando fuera, y sin una sede, el trabajo en equipo es muy importante. La verdad es que nos llevamos muy bien.

¿Quién os da las pautas a la hora de preparar los alimentos de los avituallamientos?

Este es uno de los temas que también estuvimos tocando. Los ciclistas llevan unas dietas muy precisas, pero cada compañero me comentaba que lo hacía de una forma, y aunque realmente todo era lo mismo, me gustaría que hubiese un protocolo. Es verdad que existe una guía, en general el avituallamiento consta de una pieza de comida cada 10 kilómetros, la mitad de salida y la otra mitad en las bolsas de avituallamiento. Siempre llevan barritas, geles, algo salado, algo dulce y alguna fruta y fruto seco. Todo fácilmente comestible.


El staff de los equipos se cruza en cada jornada, los hoteles y las carreteras son sus oficinas. Aunque sean de equipos rivales, son colegas de profesión. Este es el caso de la entrevistada y del masajista del equipo Movistar, Ignacio Bernardino (El Tato). Este último no dudó en aceptar la invitación de realizar algunas preguntas a Adriana Iriarte. Preguntas de masajista a masajista. Algo aparentemente fácil pero que acabó con un “hablaré seriamente con el Tato” y muchas risas.

¿Estás más cómoda trabajando en tu clínica, o en las clínicas improvisadas de los hoteles?

Es totalmente distinto, me gusta ir con ellos porque también me sirve para desconectar del trabajo diario y al revés. Me gusta la improvisación en el ciclismo y la adrenalina del momento. Ahora que soy joven me atrae mucho. Quizás me quedo con el trabajo en los hoteles.

Dado que el Caja Rural-Seguros RGA cada vez es más internacional, ¿te gusta más ir a carreras españolas o salir al extranjero?

Me gustan todas, he ahí el problema. He viajado poco debido a que he trabajado y estudiado a la vez. Ahora estoy haciendo un master OMT. Para mi cada sitio es nuevo. El año pasado me enamoró Portugal (Algarve) me pareció muy bonito.  Tengo predilección por España, Portugal e Italia, a lo mejor por el clima. Francia igual no me gusta tanto. Cada sitio me alucina…me quedo con todos (risas).

En una jornada ciclista, cuando empiezas tu trabajo como fisioterapeuta, ya has realizado un montón de tareas, ¿crees que los ciclistas valoran un buen fisio, no solo por la calidad de sus masajes y terapias, sino también por la entrega o pasión con la que hace el resto de las tareas?

Creo que sí. Un especialista, como es mi caso, en un equipo ciclista tiene que ayudar en muchas cosas más y creo que ellos son conscientes de ello. Valoran el que al terminar la etapa estés ahí esperándoles con bebida, comida, etc.

¿Es más grato trabajar con deportistas profesionales, que ven en tus manos la salvación a su fatiga muscular, o con el ciudadano de a pie que acude a tu clínica en busca de terapia milagrosa?

Un ciclista tiene muchos más conocimiento sobre lesiones. El ciudadano de a pie viene a la consulta y no sabe lo que tiene. Igual ha mirado en internet y viene con miedo porque cree que pueden tener cualquier cosa. Si aciertas con el tratamiento en seguida te pueden llegar a comer a besos (risas). El ciclista también te lo agradece a su forma. Están más acostumbrados a que cuando les pasa algo se lo mires y se lo trates. Tanto con unos como con otros encuentras agradecimiento de formas distintas.

¿Qué pasa por tu mente cuando aguardas la llegada a meta de los corredores ataviada con tu mochila de pódium y la nevera?

Si te digo la verdad, creo que estoy hasta más nerviosa que ellos. Si es un sprint masivo por ejemplo, te viene uno de ellos y te pregunta quién ha ganado, e igual en ese momento estás un poco bloqueada. Además, te preguntan si tienes tal cosa, o tal otra…hay tantas cosas que hacer en tan poco tiempo que me pongo nerviosa, pero me gusta.

¿Es cierto que los auxiliares en el ciclismo, aunque hayan dado más de mil avituallamientos, sienten un pequeño cosquilleo en el estómago esperando la llegada del pelotón?

Por supuesto. Solo por el hecho de que puedes provocar un accidente. Si un bidón o una bolsa se caen, no les da tiempo a reaccionar y hay una caída, la responsabilidad la tienes tú en tu conciencia. Sabes que es un peligro que existe, pero siempre estás ahí con la cosa. Quieres que todo salga bien pero al final estás a pie ahí.

¿Los “nuevos” en el ciclismo tiráis de mapa o sois más de GPS?

Tiro de los dos, un poco de mapa y un poco de GPS. La noche anterior suelo mirar el rutómetro y más o menos te vas guiando por referencias, bien sean pueblos, bien autopistas. Además, siempre llevas el GPS para saber si por dónde te estás metiendo te va a dar tiempo. Juegas un poco con todo y siempre estás rodeada de los compañeros de otros equipos.

¿Te has perdido alguna vez o tienes alguna anécdota curiosa de camino a algún control de avituallamiento?

Sí, me he perdido y me he encontrado (risas). Aunque te guíes por el mapa y el GPS, no cuentas con las carreteras que van a estar cortadas por la propia carrera. En la última Vuelta a la Comunitat Valenciana, después de un avituallamiento teníamos que ir a meta y llegué un segundo después que llegasen los ciclistas. Fue como una contrarreloj. Cerraron una autopista, ¡¿cómo pueden cerrar una autopista?!! (risas). Fuimos por el arcén del autopista pitando, al final los guardias me vieron, intentaron hacerme un poco de paso, pero la carretera cortada… eso parecía la película de Fast & Furious , la de Tokio (risas). Pero bueno, es lo que toca. Seguro que el Tato tiene muchísimas más anécdotas que yo.




No queríamos acabar la entrevista sin que otra mujer participara en la entrevista. Adriana se muestra encantada de ello. La elegida es la ciclista profesional Belén López Morales.

¿Cuál es el avituallamiento que más les gusta a tus corredores?

Les chifla lo dulce, aunque no puedan porque tienen que tener un cuidado con la dieta que llevan. Les gusta mucho lo que les preparas, bollitos con philadelphia y jamón de york que es salado, o algo más dulce con miel…al final, las barritas las tienen todo el año. Puedes ponérselas al principio de carrera pero tiran más de lo hecho.

¿Les da vergüenza a los corredores ponerse en pelotas a la hora de darse masajes contigo por ser mujer?

La verdad es que es un tema con el que me sorprendí cuando llegué. Pensaba que iban a ser super recatados, pero al final están muy acostumbrados. Generalmente, los deportistas que tratas están en calzoncillos, pero ellos no porque tienes que hacer masaje sobre todo en la zona del glúteo que se les suele contraer. Les doy cierta intimidad. Lo dejo todo preparado, mientras ellos entran yo me lavo las manos, cuando están tumbados en la camilla y tapados con la toalla me llaman y entro. Intento respetar la intimidad y que no sea tan brusco. Igual hay alguno que tiene un pelín de vergüenza, pero solo un pelín. Están muy acostumbrados.

Gracias por hablar con nosotros.

Un placer. Es bueno que se le dé más publicidad al ciclismo que se le ve poco. Lo que se ve en España son las grandes vueltas, los últimos kilómetros…cuando lo más bonito está en lo de antes. 

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario